GA GA GA GA GA, LADY GAGA VS MARÍA LAPIEDRA

in NOTICIAS/VS by

Si hay una actriz del porno que se lo curra a la hora de hacerse marketing esa es María Lapiedra. Una de las últimas cosas que ha hecho es enseñar las bragas, ga ga ga ga ga, en una de sus imitaciones de Lady Gaga, a quien ella llama Lady Vaga.

GA GA GA GA GA, LADY GAGA VS MARÍA LAPIEDRA – 02/08/2017

Su imitación de Lady Gaga en ‘Cazamariposas’ no ha pasado desapercibida y ha sido objeto de numerosos comentarios en la Red. Y eso es marketing. Al fin y al cabo lo que quiere es que hablen de ella, aunque haya un abismo del nivel artístico de la una a la otra. La parodia de lo que dio de si la reina del pop en la Super Bowl es también un reclamo publicitario.

No hace mucho María Lapiedra se desnudaba para Torito en la revista Primera Línea y en siete fotografías. Mñas marketing. También cuando enseñaba las tetas en el estreno de “Torrente cinco”.

María Lapiedra se disfrazó de Lady Gaga y se lanzó a una imitación que hay quien ha considerado perfecta. Otros dicen que el playblack no es lo que mejor se le da a Lapiedra. Con unas braguitas muy sexys, que podrían haber sido compradas en alguna web de lencería y objetos sexys como la tienda erótica picansex Lapiedra no dejaba segundo de la actuación de Lady Gaga en la Superbowl sin parodiar.

Y convierte a este clipen viral. Como otros que ya ha subido antes y que tienen también como objetivo a la cantante norteamericana. Se la tiene jurada, al parecer. Curiosa una de las letras que usa en uno de los videos: “Te envolvías en filetes mientras que contabas los billetes, y Eras diosa hermafrodita y ahora una patata frita”. Probablemente a maría Lapiedra le hubiera gustado ser una estrella de música en vez de serlo del espéctaculo sexual. Pero es lo que hay.

La industria X en España ha tenido que amoldarse a los cambios que impone la era digital. Le ha costado mucho evolucionar. Tienen que competir con gigantes de la industria norteamericana como Brazzers, BangBros, Reality Kings…

Y en España están los de Orgasmatrix, que se consideran así mismos algo así como unos sumilleres de lo sensual. La industria del sexo en España tiene aún mucho de obsoleto, salvo algunas excepciones. Aquellas empresas basadas en el DVD han tenido que adaptarse o morir. Igual que han tenido que hacer los sex shop, hoy en día, en su mayoría online.

En España conviven los Nacho Vidal, Toni Ribas y Sophie Evans con Apolonia Lapiedra, Medusa y Carolina Abril. Todos ellos triunfantes y con propuestas novedosas. Tenemos también al Niño Polla, una especie de Errejón pero en versión erótica. Pero muy bien dotado. Sus vídeos pueden repeler a muchos igual que atraer a otros. Pero no cabe duda de que es un personaje singular de la actual industria del sexo español.

Los platós de realyties como ‘Hombres, mujeres y viceversa’ están sirviendo, también, a la industria pornográfica como plataforma. Ejemplo de ello son Ana de Marco y Brenda Starlix.

¿Y que hay detrás de los actuales portales del porno?

Hay fuentes de ingresos muy diversas. Desde las cuotas de asociados hasta la publicidad. Lo que parece que da más dinero, según los profesionales, son las webcams. Ahora se usan los vídeos, que suelen ser gratuitos, para atraer clientes hacia las webcam, que ofrecen un sexo mas directo y real. Montar un productora para vivir de los vídeos de sexo ya no da resultado.

A pesar de como está el patio en el sector son muchas las chicas, y también chicos que escriben a las compañías para ofrecerse. Más de chicos que de chicas. Parece que ellos quieren follar gratis. Más que ellas. Pero lejos de lo que pudiera parecer no es un trabajo fácil. Es duro físicamente porque hay que mantenerse en forma. Y hay mucha presión social. Puede que ahora no les importe ser grabados, pero los problemas pueden aparecer cuando pasan los años, cambian las personas, pero los vídeos siguen ahí…

Tarde o temprano los vídeos los ve alguien que no quisieras que lo viera. Pero ya no vale arrepentirse.

Las tarifas que suelen cobrar los y las profesionales son de unos trescientos o cuatrocientos euros por cada escena vaginal, cuando se trata de actrices novatas. Más tarde estas cifras pueden subir hasta los quinientos o seiscientos. Más caro se cobra el sexo anal y otras modalidades.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Para POSTS PATROCINADOS en otros de mis blogs consulta en https://paysuites.me/blogsdejohnnyzuri/

Deja un comentario